• Наши партнеры:
    Genergy.ru - Купите со скидкой генераторы Mitsui Power Eco на 5 кВт в магазине Genergy.ru
  • Cлова на букву "N"


    А Б В Г Д Е Ж З И Й К Л М Н О П Р С Т У Ф Х Ц Ч Ш Щ Э Ю Я
    0-9 A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
    Поиск  

    Показаны лучшие 100 слов (из 334).
    Чтобы посмотреть все варианты, нажмите

     Кол-во Слово
    823NADA
    303NADIE
    267NAME
    69NAPOLEON
    56NARROW
    499NASTASIA
    126NASTASYA
    75NASTY
    589NATASHA
    133NATURAL
    72NATURALEZA
    73NATURALLY
    172NATURALMENTE
    210NATURE
    67NATURED
    136NEAR
    57NEARER
    111NEARLY
    80NECESARIO
    135NECESIDAD
    59NECESITO
    133NECESSARY
    101NECK
    279NEED
    77NEEDED
    52NEGOCIOS
    72NEGRO
    98NEITHER
    234NEL
    78NELL
    151NELLA
    328NELLIE
    85NEMMENO
    58NEPHEW
    53NERVE
    89NERVOUS
    64NESSUNO
    764NEVER
    63NEVERTHELESS
    413NEW
    154NEWS
    58NEWSPAPER
    257NEXT
    102NICE
    277NICOLA
    149NICOLAIEVNA
    227NIENTE
    448NIGHT
    132NIKOLAEVITCH
    250NIKOLAEVNA
    645NIKOLAY
    190NINA
    90NINE
    182NINGUN
    188NINGUNA
    57NINGUNO
    193NINO
    199NINOS
    190NOBLE
    67NOBLEZA
    65NOBODY
    286NOCHE
    50NODDED
    98NOI
    59NOISE
    118NOMBRE
    2076NON
    107NONE
    232NONNA
    237NONSENSE
    216NOR
    67NORMAL
    480NOS
    111NOSE
    265NOSOTROS
    245NOSTRO
    89NOTA
    346NOTE
    922NOTHING
    143NOTICE
    172NOTICED
    91NOTICIA
    85NOTICING
    59NOTION
    89NOUS
    115NOVEL
    274NOVIC
    1390NOW
    79NOWADAYS
    229NUESTRA
    66NUESTRAS
    195NUESTRO
    91NUESTROS
    116NUEVA
    220NUEVO
    78NUMBER
    187NUMERO
    301NUNCA
    111NUOVO
    60NURSE

    Несколько случайно найденных страниц

    по слову NOSTALGIA

    1. Dostoevsky. Los hermanos Karamazov (Spanish. Братья Карамазовы). Epílogo. Capitulo II. Mentiras sinceras
    Входимость: 1. Размер: 20кб.
    Часть текста: Karamazov (Spanish. Братья Карамазовы). Epílogo. Capitulo II. Mentiras sinceras CAPITULO II MENTIRAS SINCERAS Aliocha se dirigió a toda prisa al hospital donde estaba Mitia. Dos días después de celebrarse el juicio se había puesto enfermo y lo habían llevado al departamento de detenidos del hospital. El doctor Varvinski, a ruegos de Aliocha, de la señora Khokhlakov, de Lise y de otras personas, había hecho trasladar al enfermo a una habitación independiente, la misma que había ocupado Smerdiakov hacia poco. En el fondo del corredor había un centinela y la ventana estaba obstruida por barrotes de hierro. Por lo tanto, Varvinski no tenía nada que temer de las posibles consecuencias de su acto de protección un tanto ilegal. Era un hombre de buenos sentimientos que comprendia lo duro que habría sido para Dmitri entrar sin transición en el mundo de la delincuencia, y decidió habituarlo gradualmente. Aunque las visitas estaban autorizadas bajo mano por el doctor, el guardián a incluso el ispravnik , sólo Aliocha y Gruchegnka iban a ver a Mitia. Rakitine había intentado visitarlo dos veces, pero el enfermo había suplicado a Varvinski que no le permitieran entrar. Aliocha encontró a su hermano sentado en la cama, envuelto en una bata y llevando en la cabeza, a modo de turbante, una toalla empapada de agua y vinagre. El enfermo tenía un poco de fiebre. Dirigió a Aliocha una vaga mirada en la que se percibía cierta inquietud. Desde que lo habían condenado, Mitia estaba casi siempre pensativo. A veces, cuando conversaba con Aliocha, estaba un rato...
    2. Dostoevsky. El adolecente (Spanish. Подросток). Tercera parte. Capítulo II
    Входимость: 1. Размер: 56кб.
    Часть текста: Подросток). Tercera parte. Capítulo II CAPÍTULO II I A Lisa, yo no la había "olvidado"; mamá se engañaba. Aquella madre sensible veía que reinaba una especie de frialdad entre el hermano y la hermana, pero no era cuestión de falta de cáriño, antes bien de celos. Voy a explicarme, puesto que viene a cuento, en dos palabras. La pobre Lisa, después del arresto del príncipe, estaba como poseída de yo no sé qué orgullo arrogante, qué altivez inaccesible, casi insoportable; pero todo el mundo en la casa adivinó la verdad, a saber, que ella sufría, y, en cuanto a mí, si al principio me irritaba y fruncía las cejas ante aquellos modales, fue únicamente a causa de mi susceptibilidad mezquina, decuplicada aún por la enfermedad; por lo menos eso es lo que pienso hoy de ello. Pero jamás dejé de querer a Lisa. Muy al contrario, la quería todavía más. Solamente que no quería ser yo quien diera el primer paso, aun comprendiendo que tampoco sería ella quien to daría, a ningún precio. Desde que se conoció la historia del príncipe, inmediatamente después de su arresto, Lisa no tuvo más preocupación que la de tomar respecto a nosotros y respecto a todo el mundo la actitud de una persona que no sabría ni siquiera admitir la idea de que se la pudiese compadecer o consolar, al justificar al príncipe. Al contrario, siempre tratando de no explicarse y de no discutir jamás, tenía en todo momento el aire de gloriarse con la conducta de su desgraciado novio, como si se tratara de un heroísmo supremo. Ella parecía decirnos a todos y en cualquier instante (sin pronunciar una palabra, lo repito): "Ninguno ...
    3. Dostoevsky. Il giocatore (Italian, Игрок). Capitolo 17
    Входимость: 1. Размер: 26кб.
    Часть текста: Il giocatore (Italian, Игрок) Capitolo 17 Capitol o 17 Ecco, ormai è un anno e otto mesi che non ho più dato uno sguardo a queste memorie e soltanto ora, oppresso dall'angoscia e dal dolore come sono, ho pensato di distrarmi e le ho rilette per caso. Le avevo interrotte al momento in cui stavo per andare a Homburg. Mio Dio! Con che cuore leggero, relativamente parlando, avevo scritto allora le ultime righe! O, per meglio dire, non a cuor leggero, ma con quale sicurezza in me stesso, con quali incrollabili speranze! Dubitavo, forse, in qualche modo di me? E ecco che è passato un anno e mezzo e sono diventato, a mio parere, peggio di un mendicante! Ma che mendicante! Me ne infischio della mendicità! Mi sono semplicemente rovinato! Del resto, non c'è quasi niente con cui poter fare confronti, e è proprio inutile farsi la morale. Niente ci può essere di più assurdo, al giorno d'oggi, della morale! Oh, gli uomini soddisfatti di se stessi, con quale orgoglioso compiacimento sono pronti, quei chiacchieroni, a pronunciare la loro sentenza! Se sapessero fino a che punto io stesso capisco tutto quanto c'è di ripugnante nella mia attuale situazione, non muoverebbero certo la...
    4. Dostoevsky. Crimen y castigo (Spanish. Преступление и наказание). Cuarta parte. Capítulo I
    Входимость: 1. Размер: 36кб.
    Часть текста: su hermana me pusiera en la puerta, en estos momentos en que está llena de prevenciones contra mí. En cambio, contando con la ayuda de usted, yo creo... -No espere que le ayude -le interrumpió Raskolnikof. -Permítame una pregunta. Hasta ayer no llegaron su madre y su hermana, verdad? Raskolnikof no contestó. -Sí, sé que llegaron ayer. Y yo llegué anteayer. Pues bien, he aquí lo que quiero decirle, Rodion Romanovitch. Creo innecesario justificarme, pero permítame otra pregunta: qué hay de criminal en mi conducta, siempre, claro es, que se miren las cosas imparcialmente y sin prejuicios? Usted me dirá que he perseguido en mi propia casa a una muchacha indefensa y que la he insultado con mis proposiciones deshonestas (ya ve usted que yo mismo me adelanto a enfrentarme con la acusación), pero considere usted que soy un hombre et nihil humanum... En una palabra, que soy susceptible de caer en una tentación, de enamorarme, pues esto no depende de nuestra voluntad. Admitido esto, todo se explica del modo más natural. La cuestión puede plantearse así: soy un monstruo o una víctima? Yo creo que soy una víctima, pues cuando proponía al objeto de mi pasión que huyera...
    5. Dostoevsky. Il giocatore (Italian, Игрок)
    Входимость: 1. Размер: 25кб.
    Часть текста: Cacciotti, Vincenzo Guagliardo     (Casa di reclusione - Opera) Fëdor Dostoevskij IL GIOCATORE Capitol o 1 Finalmente ritornavo dopo un'assenza di due settimane. Già da tre giorni i nostri si trovavano a Roulettenburg. Pensavo di essere atteso con chi sa quale ansia, e invece mi sbagliavo. Il generale mi accolse con una disinvoltura eccessiva, mi parlò squadrandomi dall'alto in basso e mi mandò da sua sorella. Era evidente che da qualche parte erano riusciti a procurarsi del denaro. Ebbi addirittura l'impressione che il generale mi guardasse con un certo imbarazzo. Màrja Filìppovna, indaffaratissima, mi liquidò con poche parole; prese, però, il denaro, lo contò e ascoltò il mio rapporto. A pranzo erano attesi Mezentzòv, il francesino e un inglese; come sempre, quando c'era denaro, subito inviti a pranzo: secondo l'uso moscovita. Polina Aleksàndrovna, vedendomi, mi chiese come mai fossi rimasto assente tanto a lungo. Ma non aspettò nemmeno la risposta e se ne andò. Si capisce, l'aveva fatto apposta. Però dovevo parlarle a ogni costo. Molte cose si erano accumulate. Mi era stata assegnata una piccola stanza, al quarto piano dell'albergo: si sa qui...

    © 2000- NIV