Cлова на букву "V"


А Б В Г Д Е Ж З И Й К Л М Н О П Р С Т У Ф Х Ц Ч Ш Щ Э Ю Я
0-9 A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Поиск  

Показаны лучшие 100 слов (из 353).
Чтобы посмотреть все варианты, нажмите

 Кол-во Слово
72VALE
79VALOR
68VALUE
170VAMOS
73VAN
69VANISH
84VANITY
242VANYA
104VARIA
90VARIAS
71VARIOS
74VARIOUS
492VARVARA
75VASO
149VASSIN
144VASSINE
124VAYA
404VECES
134VEIA
104VEINTE
71VEN
66VENGA
66VENIA
246VENIDO
128VENIR
151VENTANA
145VEO
325VER
164VERA
371VERDAD
84VERDADERA
95VERDADERO
134VERGUENZA
91VERHOVENSKY
78VERLA
83VERLE
77VERLO
104VERME
69VERO
981VERSILOV
169VERSO
1479VERY
82VES
111VESTIDO
66VEXED
833VEZ
86VIA
89VIAJE
69VICE
73VICTIMA
428VIDA
185VIEJA
264VIEJO
81VIENE
123VIEW
65VIL
67VILE
90VILLAGE
118VINO
150VIO
77VIOLENT
70VIOLENTLY
111VIRGINSKY
74VIRTUE
191VISIT
134VISITA
77VISITANTE
71VISITED
263VISITOR
71VISO
73VISPERA
171VISTA
262VISTO
75VIUDA
72VIVE
92VIVIA
136VIVIR
81VIVO
99VOCE
90VODKA
363VOI
385VOICE
69VOICES
90VOL
136VOLTA
101VOLTE
77VOLUNTAD
114VOLVER
66VOLVERE
81VOLVI
253VOLVIO
199VON
70VOSOTROS
81VOSTRA
238VOUS
225VOY
327VOZ
68VUELTA
117VUELTO
77VULGAR

Несколько случайно найденных страниц

по слову VOLUNTAD

1. Dostoevsky. Crimen y castigo (Spanish. Преступление и наказание). Sexta parte. Capitulo VIII
Входимость: 1. Размер: 30кб.
Часть текста: esta ansiedad. Al recordar que el día anterior Svidrigailof le había dicho que Sonia Simonovna lo sabía todo, Dunetchka había ido a verla aquella misma mañana. No entraremos en detalles sobre la conversación que sostuvieron las dos mujeres, las lágrimas que derramaron ni la amistad que nació entre ellas. En esta entrevista, Dunia obtuvo el convencimiento de que su hermano no estaría nunca solo. Sonia había sido la primera en recibir su confesión: Rodia se había dirigido a ella cuando sintió la necesidad de confiar su secreto a un ser humano. A cualquier parte que el destino le llevara, ella le seguiría. Avdotia Romanovna no había interrogado sobre este punto a Sonetchka, pero estaba segura de que procedería así. Miraba a la muchacha con una especie de veneración que la confundía. La pobre Sonia, que se consideraba indigna de mirar a Dunia, se sentía tan avergonzada, que poco faltaba para que se echase a llorar. Desde el día en que se vieron en casa de Raskolnikof, la imagen de la encantadora muchacha que tan humildemente la había saludado había quedado grabada en el alma de Dunia como una de las más bellas y puras que había visto en su vida. Al fin, Dunetchka, incapaz de seguir conteniendo su impaciencia, había dejado a Sonia y se había dirigido a casa de su hermano para esperarlo allí, segura de que al fin llegaría. Apenas volvió a verse sola, Sonia sintió una profunda intranquilidad ante la idea de que Raskolnikof podía haberse suicidado. Este temor atormentaba también a Dunia. Durante todo el día, mientras estuvieron juntas, se habían dado mil razones para rechazar semejante posibilidad y habían conseguido conservar en parte la calma, pero apenas...
2. Dostoevsky. Los hermanos Karamazov (Spanish. Братья Карамазовы). Primera parte. Libro III. Los sensuales. Capitulo VIII. Tomando el coñac
Входимость: 1. Размер: 18кб.
Часть текста: de pronto de mal humor. Se bebió una nueva copa que ya estaba de más. -Marchaos, jesuitas; fuera de aquí! -gritó a los sirvientes-. Vete, Smerdiakov; recibirás la moneda de oro que te he prometido. No te aflijas, Grigori. Ve a reunirte con Marta; ella te consolará y te cuidará. Y cuando los sirvientes se fueron, añadió: -Estos canallas no le dejan a uno tranquilo. Smerdiakov viene ahora todos los días después de comer. Eres tú quien lo atraes. Alguna carantoña le habrás hecho. -Nada de eso -repuso Iván Fiodor Pavlovitch-. Es que le ha dado por respetarme. Es un granuja. Formará parte de la vanguardia cuando llegue el momento. -De la vanguardia? -Sí. Habrá otros mejores, pero también muchos como él. -Cuándo llegará ese momento? -El cohete arderá, pero no hasta el fin. Por ahora, el pueblo no presta atención a estos marmitones. -Desde luego, esta burra de Balaam no cesa de pensar, y sabe Dios adónde le llevarán sus pensamientos. -Almacena ideas -observó Iván sonriendo. -Oye: yo sé que no me puede soportar. Ni a mí ni a nadie. Y a ti tampoco, aunque creas que le ha dado por respetarte. A Aliocha lo desprecia. Pero no es un ladrón ni un chismoso. No va contando por ahí lo que aquí ocurre. Además, hace unas excelentes tortas de pescado... En fin, que se vaya al diablo! No vale la...
3. Dostoevsky. El adolecente (Spanish. Подросток). Primera parte. Capitulo VII
Входимость: 1. Размер: 41кб.
Часть текста: Подросток). Primera parte. Capitulo VII CAPITULO VII I Describo todas estas escenas sin perdonarme nada, a fin de que todo quede en claro, recuerdos a impresiones. Al entrar en mi habitación ignoraba en absoluto si debía avergonzarme o enorgullecerme por haber cumplido mi deber. Si yo hubiese sido un poco más experimentado, habría debido adivinar que la menor duda en semejante asunto hay que interpretarla en el sentido malo. Pero estaba desorientado por otras circunstancias: no comprendía por qué tenía que alegrarme, pero el caso era que me hallaba presa de un regocijo loco, a pesar de mis dudas y del claro convencimiento que tenía de haber sufrido allá abajo un rotundo fracaso. Incluso las injurias rabiosas de Tatiana Pavlovna me parecían divertidas y graciosas, y no me enfadaban lo más mínimo. Aquello era sin duda porque, a pesar de todo, yo había roto mis cadenas y por primera vez me sentía en libertad. Sentía también que había estropeado mis asuntos: cómo obrar ahora con...
4. Dostoevsky. Crimen y castigo (Spanish. Преступление и наказание). Sexta parte. Capitulo III
Входимость: 2. Размер: 26кб.
Часть текста: También respecto a este punto se inclinaba por la negativa. Por qué? No lograba explicárselo. Pero, aunque se hubiera sentido capaz de hallar esta explicación, no habría intentado romperse la cabeza buscándola. Todo esto le atormentaba y le enojaba a la vez. Lo más sorprendente era que aquella situación tan crítica en que se hallaba le inquietaba muy poco. Le preocupaba otra cuestión mucho más importante, extraordinaria, también personal, pero distinta. Por otra parte, sentía un profundo desfallecimiento moral, aunque su capacidad de razonamiento era superior a la de los días anteriores. Además, después de lo sucedido, valía la pena tratar de vencer nuevas dificultades, intentar, por ejemplo, impedir a Svidrigailof ir a casa de Porfirio, procurar informarse, perder el tiempo con semejante hombre? Qué fastidioso era todo aquello! Sin embargo, se dirigió apresuradamente a casa de Svidrigailof. Esperaba de él algo nuevo, un consejo, un medio de salir de aquella insoportable situación? El que se está ahogando se aferra a la menor astilla. Era el destino o un secreto instinto el que los aproximaba? Tal vez era simplemente que la fatiga y la desesperación le inspiraban tales ideas; acaso...
5. Dostoevsky. El adolecente (Spanish. Подросток). Primera parte. Capítulo V
Входимость: 5. Размер: 61кб.
Часть текста: a sus hijos. Y sin embargo su Rothschild de usted (el difunto James Rothschild, de París, al que me refiero) ha sido siempre único, mientras que hay millones de "Vater". Responderé: -Ustedes aseguran que ya lo saben. Pues bien, no saben absolutamente nada. Existe un punto sin embargo en el que ustedes tienen razón: si he dicho que es una cosa "infinitamente simple", me he olvidado de añadir que es también la más difícil. Todas las religiones y todas las morales del mundo se reducen a esto: "Hay que amar la virtud y huir del vicio." Cómo, parece que haya nada más sencillo? Pues bien, haced algo virtuoso, huid de uno solo cualquiera de vuestros vicios, ensayadlo un poco! Todo consiste en eso. He aquí por qué vuestros innumerables "Vater", durante una infinidad de siglos, pueden repetir esas dos palabras asombrosas en las que estriba todo el secreto, mientras que sin embargo Rothschild sigue siendo único. Por tanto, no se trata de éso en absoluto, y los "Vater" no repiten en modo alguno el pensamiento que sería necesario. En cuanto a la terquedad y a la continuidad, sin duda alguna, también ellos han oído hablar de eso; pero, para llegar a mi objetivo, no es la terquedad de los "Vater" ni la continuidad de los " Vater" la que hace...

© 2000- NIV